Vila Vella
Inmobiliarias en Tossa de Mar
 
Fiestas y festividadesCalendario de Fiestas
Historia de Tossa de MarHistoria de Tossa
Tradiciones y costumbres de TossaTradiciones de Tossa
 
Plantas medicinalesPlantas medicinales
Plantas mediterráneasPlantas mediterráneas
Botánica practicaBotánica practica
EcologíaEcología
 
Fotografía digitalFotografía digital
Vídeo digitalVídeo digital
Aprendre idiomasIdiomas
 
Páginas WebPáginas Web
CursosCursos
OcioOcio
 
ContactoContacto
 
Crash-Curso Webmaster
Desarrollo de páginas Web

El macizo de Cadiretes en Tossa de Mar

El macizo de Cadiretes, también conocido como Serra de Sant Grau, ocupa casi toda la región de Tossa de Mar y engloba también una parte de las regiones de Sant Feliu de Guíxols, Santa Cristina d'Aro, Llagostera, Vidreres, Caldes de Malavella y Lloret de Mar. La superficie global se extiende sobre 8.552 hectáreas, de las cuales 7.740 hectáreas han sido inscritas en él PEIN (Pla d'Espais d'Interès Natural) en 2004. El pico más alto del bosque montañoso forma el Puig de Cadiretes con sus 519 metros por encima del mar. La cordillera se compone sobre todo de granito y separa el mar del llano de la Selva.
 
Senderos en los CadiretesLas Cadiretes testimonian con sus menhires, dolmenes, cavidades, esculturas naturales, ermitas, viejos castillos y un establecimiento ibérico del largo pasado de Tossa La historia de Tossa y de sus alrededores. Los numerosos lugares en la naturaleza que quedaba parcialmente salvaje hasta hoy y que están dominados por los alcornoques proponen a sus visitadores una vista inolvidable sobre el paisaje montañoso extraordinario, las bahías escondidas donde los nombres comienzan por Cala y que sorprenden a cada rincón con su belleza que deja sin respiración.
 
El macizo de Cadiretes contiene una red de senderos El senderismo en Tossa de Mar y de circuitos BTT que, desgraciadamente, no siempre están bien balizados. Pues es importante disponer de una cierta experiencia en orientación si se abandona los senderos balizados puesto que cada error puede esconder riesgos graves. Vale más de no descubrir ciertos lugares que correr el peligro de perderse en la naturaleza. Los tres circuitos BTT qué Tossa recomienda constan de dos circuitos difíciles y de un circuito muy difícil. Por este razón los principiantes debían dirigirse a tossainfo.eu o el club local BTT para informaciones suplementarias y para conocer los circuitos para principiantes.
 
Las numerosas fuentes que actualmente estan revalorizadas en colaboración con el gobierno regional no son una "garantía de agua" para los excursionistas. Algunas de estas fuentes no dan siempre agua en superficie, no son controladas y parcialmente contaminadas. Estas fuentes sirven para las reservas hidrológicas de la naturaleza y garantizan a numerosos animales y plantas la supervivencia y no son forzosamente útil para los excursionistas.
 
El acebo (Ilex Aquifolium)Los automovilistas pueden gañar una pequeña impresión de la naturaleza salvaje de los Cadiretes si toman el camino costanero entre Sant Feliu de Guíxols y Tossa y, todavía mejor, si utilizan el GIV-6821 que desvia cerca de la Cala de Salionç, que recibió su nombre después de la primera iglesia (hoy desaparecida) de Tossa, San Lionç, en dirección Llagostera. Algunos aparcamientos al lado de la carretera permiten la visita de Sant Grau, de la Pedra-sobre-altra, del Menhir d'en Llach o montar al Puig de Montagut. También invitan a varios caminos de una o dos horas para descubrir la naturaleza de los Cadiretes.
 
La vista del Puig de Cadiretas, el lugar más alto del macizo es extraordinaria. Mientras que la subida puede ser hecha por cada excursionista, la bajada es reservada para los excursionistas muy experimentados y puede ser clasificada como peligrosa. El pico es accesible por el GR 92 pero se encuentra un poco al lado del sendero.
 
La situación geográfica del macizo de los Cadiretes, protegido contra los vientos calientes, los torrentes típicos de la montaña mediterránea, el alto índice de humedad del aire, las lluvias frecuentes sobre el macizo así que los litorales escarpados y poco accesibles permiten a los animales y las plantas que viven generalmente en un clima atlántico de establecerse en los Cadiretes. El aficionado de la naturaleza descubre en los bosques de montaña plantas y animales como la encina, los pinos, la drosera, los madroños, el junquillo, los arrendajos, el circaeto, el herrerillo, las lagartijas colilargas, la culebra de Montpellier, el téju y hasta la gineta y los alcornoques innumerables que alimentaban a muchas familias en Tossa hasta la Guerra Civil Española (y la Segunda Guerra Mundial). Los Cadiretes hacen parte de los últimos paraísos ecológicos en la costa mediterránea española y necesitan pues una protección contra cada destrucción a los fines turísticos que garantiza que las plantas y animales puedan ser preservados. En ninguna otra parte de la costa mediterránea hay todavía tal conjunto de plantas del Mediterráneo La flora mediterránea y del Atlántico.